5 claves para seguir viviendo desde el amor y la abundancia a pesar de la crisis del coronavirus

¡Hola, corazón!

Desde que comenzó el confinamiento y hasta ahora muchos sois los que nos habéis preguntado: “¿cómo seguir viviendo en abundancia a pesar del coronavirus?”.

Es normal hacerse esta pregunta ya que, al fin y al cabo, parece que cuando vivimos épocas malas no podemos esperar que las cosas nos salgan bien. ¡Pero eso no es lo que enseñamos en la Escuela de Libertad Cuántica! Es cierto que vivimos en un momento duro, pero cuando aparecen las crisis lo mejor que podemos hacer es aprender de ellas.

¿Te has planteado que tú eres el creador de tu propia realidad, y no al revés! ¡Sí! Sólo hace falta que cambies la perspectiva que tienes de esta crisis para que sigas viviendo en abundancia. Hoy te vamos a enseñar cuáles son las claves para ello. ¡Sigue leyendo si deseas descubrirlas, corazón!

Claves para seguir viviendo en abundancia a pesar del coronavirus

#1 Equilibra la percepción que tienes sobre las crisis de dolor

Ya sea en la realidad o en nuestra mente, pasar por momentos de dolor nos aleja de nuestro centro y del camino de la abundancia. Sin embargo, cuando conseguimos salir un poco de nuestra cabeza y observar la situación de una manera consciente podemos hallar la neutralidad dentro del caos. 

¿Qué quiere decir esto?

Pues que no debes olvidar que eres un ser de luz que ha venido a experimentar en la tierra diferentes situaciones y experiencias, y esta en concreto forma parte de ello.

Así que busca un lugar tranquilo para meditar e intenta hallar el equilibrio en la percepción que tienes sobre esta crisis. Te sorprenderá lo mucho que podemos agrandar la magnitud del problema cuando estamos dándole vueltas una y otra vez.

Te recomendamos, sobre todo, practicar la presencia preguntándole a tu mente: ¿Qué voy a pensar ahora? Es una buena técnica para acallar a los pensamientos y te la regalamos para que la utilices con sabiduría.

#2 Observa cómo nos ha podido favorecer la crisis, a ti o al resto

Se dice que durante las guerras los panaderos se hacen de oro. ¿Sabes lo que quiere decir eso? Pues que, aunque pensemos que todo lo que está ocurriendo es fatal y nos afecta de manera negativa, no tiene por qué ser así. Seguro que conoces algún caso de una persona a la que le está yendo bien a pesar de la crisis. Pero ve más allá y piensa en todo lo positivo que te está aportando a ti.

Es difícil, sí. Pero procura hacer el esfuerzo. Puede ser algo tan simple como que, gracias al coronavirus, ahora puedes trabajar desde casa y pasar más tiempo con tu pareja, tus padres o tus hijos. O puede ser que, aunque no lo veas, esta crisis te está enseñando a ejercitar la paciencia o la sabiduría.

Este es el caso de Carmen, una alumna del Máster de Libertad Cuántica que, antes de la pandemia, quería tener su propio negocio de coaching holístico. La formación la ayudó mucho a potenciar sus dones y a creer más en sí misma, guiándola por el camino que más la conectaba con su misión.

Pero, cuando comenzó el confinamiento, el mundo se le vino encima. Pensó “ya no voy a tener clientes, ¿Quién va a querer recibir mi ayuda si nadie está haciendo dinero”.

Esto nos lo contaba durante una de las tutorías que tuvo con nuestras terapeutas. Y ellas le dijeron: “Marta, confía en ti. ¿Acaso no es ahora cuando la gente más necesita una ayuda y una guía?“.

Así que Marta, un poco más calmada, siguió adelante y, aunque ya no podía ofrecer sus sesiones en una consulta, decidió apostar por hacerlas online.

¡A día de hoy Marta está creciendo muchísimo con su negocio! Resultó que la gente sí seguía ganando dinero y, es más, como no podían gastarlo lo estaban ahorrando y se encontraban más dispuestos a invertir en sí mismos y su salud mental.

Te invitamos a que te plantees si realmente tú puedes sacar un lado bueno a tu situación y que nos la dejes en los comentarios.

#3 Deja atrás la idea de que existe una “conspiración” contra ti

Durante uno de los cursos de la Escuela, “Volver a la Luz”, una serie de clases en directo donde Sami y sus alumnos crearon un espacio de reflexión en el que hablaban de cómo volver al centro a pesar de la crisis, muchos participantes expusieron el mismo miedo:

Temo estar perdiendo mi libertad porque los que buscan el control nos la han quitado.

Corazón, nadie puede quitarte la libertad. Ni las farmacéuticas, ni los políticos, ni nadie. Puede que estés confinado en tu casa, pero dentro de tu mente hay un Universo entero donde eres libre. Tú tomas tus propias decisiones y, si vives desde el amor, nadie podrá tomarlas por ti.

Por eso para seguir viviendo en abundancia es importante que te liberes de ese miedo a la conspiración. Si realmente “ellos” nos han quitado la libertad está claro que lo han hecho desde el camino negativo. Aquellos que vivimos  en el positivo lo aceptamos con Amor, pues entendemos que sean así, aunque no lo compartamos.

Si logras comprender esto entenderás que la justicia o la injusticia no existen y te sentirás un poco más libre.

#4 Elige el camino positivo a pesar de que no te sientas con fuerzas para hacerlo

Si estás leyendo esto es porque un día tomaste la decisión de seguir el camino positivo. Pero el camino positivo no es fácil y el Universo nos pone a prueba constantemente para que lo elijamos. Esto es solo una prueba más. Si te dejas vencer, si eliges abandonar el Amor, será cuando pierdas la abundancia y empieces a vivir en escasez.

Por eso tienes que soltar. Suelta el control, abrázalo y dile “no, gracias”. Recupera tu camino hacia la luz y sigue viviendo desde el lado positivo, incluso aunque no tengas fuerzas para ello.

Una manera muy buena de hacerlo es sentir gratitud. Todos los días tómate unos minutos de reflexión para recordarte a ti mismo qué te hace sentir gratitud. De esta manera volverás a tu centro.

#5 Agradece las situaciones que ves como negativas porque nos enseñan algo que tenemos que aprender

Corazón, el Universo está en equilibrio, y todo lo que nos ocurre, aunque creas que es bueno o malo, tiene que suceder. Si sigues el primer consejo que te he dado y eres capaz de mirarlas con neutralidad y hallas el equilibrio puede que te des cuenta de que siempre has aprendido algo de una mala situación.

Quizás cuando tu primera pareja te dejó aprendiste que, a veces, por mucho que des no tienes por qué recibir nada a cambio, y eso no es bueno ni malo, pero sí una señal de que hay que poner límites.

Quizás cuando perdiste tu empleo pensaste que el mundo se te venía encima, pero años después te encuentras en un trabajo mucho mejor y agradeces que te echaran, porque no era para ti.

Y quizás ahora, aunque pienses que el coronavirus te ha separado de la abundancia, en unos años descubras que aprendiste una lección Y o obtuviste un beneficio X.

Así que te invitamos a que reflexiones sobre ello e intentes adelantarte a ese momento en el que te darás cuenta de que todo sucede por algo. Siente la gratitud ahora para ser consciente antes.

Conclusión

Aunque estemos viviendo un momento de crisis, los momentos malos también son necesarios. Nos ayudan a apreciar los momentos buenos, así como nos enseñan lecciones de vida. Hemos venido a este mundo a experimentarlo todo, las buenas emociones y las malas emociones por igual.

Por eso, si eres capaz de ver esta crisis desde el equilibrio conseguirás seguir viviendo en abundancia a pesar del coronavirus.

Inténtalo y dinos si te ha funcionado.

× Escríbeme