OBJETIVOS DE AÑO NUEVO

¿Sabías que puedes diseñar tu futuro? ¿qué tú eres el catalizador de cambio que tanto estabas buscando? Así es, nada más y nada menos. Tú decides qué vas a hacer con los próximos doce meses, cómo vas a sentirte y de quién te vas a rodear. Para ello, los primeros días del año es la época ideal para pararse a reflexionar sobre el futuro que nos espera a la vuelta de la esquina y los objetivos que guiarán nuestro camino.

Personalmente, este es uno de esos momentos que más disfruto de todas las fiestas. Sentada frente a una hoja en blanco, me permito el tiempo para visualizar el año que tengo por delante: cuáles son las emociones que quiero potenciar, qué logros deseo alcanzar a nivel profesional o qué relaciones personales debo cuidar más.

ENTRE EL PASADO Y EL FUTURO

Entre el pasado y el futuro, está el presente. El hoy. El único momento que realmente existe. Es cierto que debemos vivir en el presente y no estancarnos en un pasado que ya no podemos cambiar, ni en un futuro que todavía es incierto y ni siquiera garantizado. No obstante, yo te animo a que vivas el hoy, pero sin perder nunca la vista del ayer ni el mañana.

Créeme, es más sencillo de lo que suena. Cuando conduces tu coche, puedes pensar que toda tu atención está puesta en la máquina que llevas entre las manos, ¿verdad? Pero, en realidad, no es del todo así. Además de en tu propio coche, parte de tu atención también está en el coche que viene detrás de ti y en el coche que tienes por delante. Y ésta es la fórmula que te animo a aplicar a tu propia vida:

mirada en el Pasado + FOCO en el Presente + mirada en el Futuro


LA HOJA EN BLANCO

Los escritores sabemos bien lo imponente que puede resultar una simple hoja en blanco. Y es que no hay cosa que despierte mayor miedo en el ser humano que el vacío o la nada. Te aseguro que es completamente normal que sientas cierta ansiedad al pensar en sentarte frente a un cuaderno en blanco a escribir tus objetivos de año nuevo.

No temas porque, con este artículo, pretendo ayudarte a realizar este maravilloso ejercicio de responsabilidad y toma de conciencia. Verás cómo, a partir de ahora, desearás con todas tus ganas que llegue el año nuevo para ponerte a marcar tus objetivos y diseñar tu futuro.

Anota tus objetivos de año nuevo y crea el futuro que deseas.


POR DÓNDE EMPEZAR

Para comenzar, te propongo una idea tan sencilla como poderosa: divide tus objetivos de año nuevo por los meses que tiene el año. Es decir, en vez de volverte loco decidiendo cuántos objetivos incluir en tu lista, quédate con la idea de:

doce meses = doce objetivos

No solo te liberarás de la presión que supone elegir uno o dos únicos objetivos de año nuevo, sino que, además, te costará menos cumplirlos al tratarse de objetivos muy concretos y a corto plazo.

Piensa en doce aspectos de tu vida que te gustaría mejorar. Por ejemplo: “Objetivo nº1 – Ampliar mi formación profesional.”. Recuerda que es normal que estos objetivos sean, en cierto modo, algo abstractos y, aparentemente, demasiado complejos como para cumplir en treinta días. No pasa nada y, de hecho, está bien que así sea.

A continuación, pregúntate: ¿qué puedo hacer para cumplir este objetivo? Anota la respuesta a esta pregunta en forma de acción concreta al lado de cada uno de los objetivos. Siguiendo el ejemplo anterior: “Objetivo nº 1 – Ampliar mi formación profesional – ¿Cómo? Apuntarme a la formación en Libertad Cuántica.”

Este es tan solo un ejemplo pero, si lo pones en práctica, comprobarás que lo que parecían muchos objetivos y muy grandes, al final quedan simplificados en doce acciones concretas que puedes llevar a cabo fácilmente y casi sin esfuerzo.

LOS OBJETIVOS QUE YO TE PROPONGO

Yo te animo a que crees una lista de objetivos personal, es decir, tuya y solamente tuya. Esto es debido a que no hay dos personas iguales y, por eso, los objetivos vitales no pueden ser los mismos para todo el mundo. No obstante, si te hace falta una pequeña dosis de inspiración… te animo a que no te pierdas los próximos artículos para descubrir mes a mes cuáles son los objetivos de vida que yo te propongo para cada uno de los meses del año.

Cada mes, compartiré contigo un objetivo muy concreto para mejorar un área de tu vida. A través de este espacio, obtendrás las claves para conseguir el objetivo marcado y avanzar de forma firme y consciente a lo largo de este año nuevo 2019 recién estrenado.

¿Quieres un adelanto? ¡Venga! Como el día de Reyes está muy muy cerca ya, a continuación, te adelanto los que serán mis tres primeros objetivos del año para ti:

  1. Prosperidad y Riqueza (mejorar tu relación con el dinero).
  2. Sanar tus relaciones de pareja.
  3. Conectar con tu sabiduría interna (conectar con los guías).

¿Te han parecido interesantes? Pues en nada, tendrás un artículo completo sobre el primer propósito para que te puedas poner manos a la obra cuanto antes. ¡Yo de ti no me lo perdería!

Como siempre, te envío un abrazo cuántico y espero que termines de disfrutar las fiestas como se merecen: con mucho amor y rodeado de tus seres queridos. No te olvides de compartir este artículo con aquellas personas que creas que puedan beneficiarse de él.

Un saludo, Sami Osorio.

 

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *